Errores que inducen a viajes

“Cierra los ojos y procura no respirar hasta que escuches algún sonido”. Es lo que recomiendan siempre en cualquier viaje a través del tiempo.

La primera vez queda grabada a fuego en la memoria como un parto. La sensación de vómito no abandona en ningún momento al individuo, y la vertiginosa velocidad de transporte, unida a la impresión de ingravidez y de vacío hace que cada uno de los segundos se alargue indefinidamente (contrariando así la propia naturaleza de los viajes, que supone rodear a la propia esencia del tiempo). Particularmente, siempre recomendé a todos mis pacientes que cerrasen los ojos fuertemente, hasta que fuesen capaces de ver aquellos puntitos de colores. Entonces, sabía que en ese momento violaba una pila de principios de la física que hace un siglo se suponían solidos e incontrariables.

Muchas de los viajeros intentaban enmendar sus errores pasados mediante estas travesías. Jamás leyeron el primer principio de la neo-física del futuro:

1.- La conciencia es imborrable

3 Responses to 'Errores que inducen a viajes'

  1. Jesus Espejo Says:

    A esa la callo yo con una botella de whisky

  2. No_P2to Says:

    Solo ella no nos permite ser lo que no somos. Si no la traicionas no te traicionas a ti mismo, pero eso no la ignores. No hagas lo que ella no te dicte, porque no solo no seras feliz, si no que seras un hijo de puta.

    Iván Bukowsky

  3. Esclavo Says:

    y q pasa con un enfermo mental… sin conciencia, es libre.
    y ademas es feliz.
    aunque lo dejemos tras barrotes, el es libre, mas q tu y yo…
    la conciencia es solo otra cadena.

Leave a Comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>