Candomblé gana fieles

ás allá de las fachadas de las iglesias y terrazas en el arenoso lado norte de Río, donde termina el asfalto y empiezan los caminos de tierra, Brasil se transforma en a África.
El sonido de los ‘atabaques’, o tambores africanos, se eleva en el aire de la noche desde una casa de ladrillos ilegal, y un tenor canta a todo pulmón invocaciones en la antigua lengua yoruba de Nigeria.
Dentro, niños algo aburridos juegan tranquilos mientras las mujeres con faldas desordenadas bailan en círculo, cantando para invocar a los orixas, los dioses adorados por sus ancestros africanos.
Este es el candomblé, una religión que en el pasado estuvo prohibida en Brasil y que ahora gana aceptación pública, superando una competencia feroz y a veces violenta.
Llevada a Brasil por esclavos africanos, religiones como el candomblé, tambor de mina, batuque y umbanda se han practicado durante mucho tiempo en secreto, con sus deidades disfrazadas de santos católicos. La diosa del mar Imanya, por ejempo, se transformó en la Virgen María.
Incluso después de que se aboliera la esclavitud en 1888, el candomblé siguió siendo considerado primitivo, si no blasfemo -terreno de los pobres y desposeídos.
Ahora las religiones afro-brasileñas están floreciendo en todo Brasil, incluso entre la clase media. “El candomblé sigue creciendo porque la gente está buscando apoyo espiritual. Están siempre yendo de iglesia en iglesia, pero cuando se ponen serios con el candomblé, se transforma en un asunto de la familia”, dice la Madre Eliana, que dirige unos 4.000 ‘terreiros’, o templos candomblé en Río.
“Se están abriendo nuevos terreiros. Es imposible llevar la cuenta de todos”, dijo Ricardo Oliveira de Freitas, un investigador asociado al Instituto Superior de Estudios Religiosos, un laboratorio ideológico de Río.
La oposición más fuerte proviene de las iglesias evangélicas, que también están creciendo rápidamente en el tradicionalmente católico Brasil.
Desde los años ochenta, los evangélicos han atacado físicamente los terreiros, lanzándoles piedras y realizando ruidosas protestas a las puertas de los templos.
Los predicadores los reprueban, especialmente su sacrificios rituales de animales de granja, calificándoles de obras del demonio.
Los sacrificios de animales son difíciles de ignorar.
Las ofrendas de sangre y de partes del cuerpo de los animales se ven normalmente en las esquinas de la calle. Algunos creen que los ataques de los evangélicos han fortalecido el candomblé.
En 2002, los seguidores del candomblé ganaron dos juicios por difamación contra la Iglesia Universal del Reino de Dios, que publicó fotos de ellos en su diarios diciendo que estaban poseídos por el demonio.
“Con los juicios, los seguidores del candomblé empezaron a descubrir que tienen derechos garantizados por la Constitución. Este fue un poderoso mensaje al pueblo, que durante años tuvo que disfrazar su religión”, dijo José Marmo da Silva de Ato Ire, un grupo que trabaja distribuyendo información sanitaria en los terreiros.
El antropólogo Raúl Ludy, autor de libros sobre el candomblé, dice que los evangélicos han cambiado de tácticas: “En lugar de atacar el candomblé, algunas iglesias están incorporando algunos elementos del culto en sus servicios -no los rituales complejos, pero sí elementos que son familiares para los que se han criado en la religión”.
Freitas, investigador, dice que los centros de candomblé tienen un atractivo social del que carecen muchas iglesias.
“En los terreiros la gente come, coquetea y corteja. Es una religión que celebra la vida”, dijo. No tienen problemas en aceptar a los homosexuales, las prostitutas y otros que son marginados por las iglesias más importantes.
Brasil se ha presentado durante mucho tiempo como una sociedad multicultural, pero en los últimos años se ha dado cuenta de la mitad de piel más clara de la población de 182 millones de habitantes controla la mayor parte de la riqueza y poder de la nación.
En la década pasada el movimiento de derechos civiles para los negros ha estado exigiendo beneficios tales como cuotas raciales en las universidades, contratos, empleo y en la televisión y en roles de películas.
Silva dijo que muchos terreiros desempeñan una función, sirviendo como centros de la conciencia negra donde la gente se informa sobre salud, educación y derechos civiles.
Pero algunos se preocupan de que la creciente popularidad del candomblé lo distancie de sus raíces. “Un montón de gente sigue una clase y se declaran maestros”, dice la Madre Eliana.
“Pero abrir un terreiro es una obligación seria. Hacemos un montón de cosas, como sacrificios de animales y escarificaciones rituales, que asustan a la gente. Tenemos que preparar a la gente para que entiendan por qué lo hacemos”.

Tomado de mQh

2 Responses to 'Candomblé gana fieles'

  1. Isa Says:

    es un texto muy informativo Kike y educativo a los prejuiciosos…el camdomblé es una religion muy presente aqui en Bahia, pero también muy discriminada…Tengo una amiga cuya madre es “madre-de-santo” y ya he participado de algunos cultos y siempre fui bien recibida en el terreiro…confieso que ha sido algo muy bizarro para mi, sobretodo cuando veo personas incorporando espiritus, gritando y contorciendo sus cuerpos…pero el camdomblé nada tiene que ver con el demonio…es la regilion de la naturaleza,de la comunion y de la tolerancia…

  2. Kike Says:

    Parto de la base de que cualquier forma de religión es un atraso social y cultural para la humanidad, pero no considero que el camdomblé sea una religión, en el sentido estricto de la misma. Evidentemente, desconozco en proporciones astronómicas como es un rito de Camdomblé, tal vez en mi próxima incursión transoceánica lo descubra. Pero creo que es un rito antiguo, que ha ido evolucionando de las religiones animistas africanas y mezclándose con las tradicionales brasileñas hasta dar lugar a lo que es… y desde luego, no promulga la persecución contra ningún colectivo, ni se las da de “única religión absoluta”, como lo hacen ciertas de las que tenemos en nuestra vieja Europa. Creo que es una manera de expresión, un rito social como puede ser irse a un bar a charlar con los amigos… pero en versión “soteropolitana”, jejejeje. Es en salvador donde está mas extendido, no?

Leave a Comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>